miércoles, 13 de agosto de 2014

Cantera de Navalvillar - El Espinar

Mi agradecimiento a:
 - Javier Sanz por la información aportada y por ser amigo siempre dispuesto a colaborar.
 - Walter Degirolmo, autor de todas las fotografías, que las ha cedido generosamente para este reportaje.

La Cantera de Navalvillar - Nocturna


Don Ángel Rodríguez de Arce, abogado, era propietario de las fincas Pedroviquet y Navalvillar, pertenecientes al término municipal de El Espinar.

Cantera Navalvillar - El Espinar - Alfonsoyamigos
En 1951 compró una ganadería de toros bravos, a la que cambió el “hierro”. La divisa era: Amarilla, azul y rosa. 

Cantera Navalvillar - El Espinar - Alfonsoyamigos
A su fallecimiento, en 1984,  la ganadería pasa a nombre de su hija Ángela Rodríguez de Arce García, casada con el torero y empresario Emilio Ortuño “Jumillano”.

Cantera Navalvillar - El Espinar - Alfonsoyamigos

Uno de sus tres hijos, Isidro, venía desempeñando las funciones de representante de la ganadería, hasta que Ángela falleció en Madrid el 6 de Abril de 2011, a los 72 años de edad, víctima de un infarto.

Cantera Navalvillar - El Espinar - Alfonsoyamigos
Aunque fue incinerada en el Cementerio de La Almudena de Madrid, sus restos fueron trasladados a El Espinar (Segovia),  donde se encuentra su panteón familiar. 


La ganadería pasa a ser propiedad de “Rodríguez Arce CB”, de la que forman parte dos de los hijos de la fallecida.

En la actualidad, se conserva el “Hierro”, pero la ganadería ya no existe. Desavenencias familiares dieron al traste con su continuidad.


Una de las fincas mencionadas, fue cedida para caza menor, (conejos, perdices) al Coto del Cristo del Caloco. 

Cantera Navalvillar - El Espinar - Alfonsoyamigos

Precios altos de las licencias y enfermedades víricas de los animales en los últimos años, han provocado la reducción del número de cazadores en esta finca.

Cantera Navalvillar - El Espinar - Alfonsoyamigos
Una zona de la finca de Navalvillar se nos dice que fue alquilada a José Guillén, de Alpedrete, en 1988, quien la explotó como cantera durante algo más de 10 años, probablemente a través de la sociedad "Granitos de El Espinar SL", actualmente extinguida.
Fue traspasada posteriormente a unos empresarios gallegos que apenas la explotaron durante unos meses y con casi nulo rendimiento.
No obstante, en 1995 se estimaba una producción anual de 2430 toneladas,

Cantera Navalvillar - El Espinar - Alfonsoyamigos
Es posible que la cantera esté abandonada desde hace unos 10 años, pero la laguna natural que se generó en su interior, formada por embalsamiento de agua gracias a su fondo de piedra, ha venido siendo utilizada por el ganado como abrevadero.

Cantera Navalvillar - El Espinar - Alfonsoyamigos
De esta cantera, se obtenía granito, considerado ornamental y denominado "Gris Plata" o "Gris Espinar", que era destinado principalmente a los canteros de la zona y alrededores: Villacastín, Sanchidrián, Las Navas y otros.

Cantera Navalvillar - El Espinar - Alfonsoyamigos
En momentos de apogeo, se extrajeron algunos bloques de piedra de hasta 5 metros cúbicos que Mariano Sanz, vecino de El Espinar contratado por la Cantera, transportaba en camión utilizando para su carga la antigua grúa que hoy en día podemos aún encontrar en la zona; eso sí, oxidada y desvencijada.

Cantera Navalvillar - El Espinar - Alfonsoyamigos
Mariano transportaba casi 15000 kgs de carga de piedra, que domaban con destreza los canteros para hacer cerramientos de parcelas y chalets, pilones y abrevaderos para nuestros ganados, escaleras de granito y principalmente, adoquines para calzadas.

Cantera Navalvillar - El Espinar - Alfonsoyamigos
La cantera, abandonada y en desuso actualmente y las fincas de Pedroviquet y Navalvillar puestas a la venta, pero aún nos podemos asombrar visitando, de día o de noche, este hermoso paraje.

Cantera Navalvillar - El Espinar - Alfonsoyamigos


2 comentarios:

  1. Reportaje espectacular, documentación y fotografías.
    Saludos
    Gemma C.

    ResponderEliminar
  2. Impresionante de verdad. Muchas gracias por mostrar estas formidables fotografías y por contarnos su historia.
    Un saludo
    Espinariego ausente

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestro mensaje.
Son importantes para mí.
Un abrazo
Alfonso