martes, 28 de enero de 2014

Molino de la Villa - El Espinar

Molino del Puente o Fábrica de Harinas

El Catastro del Marqués de la Ensenada  refleja que, a fecha de cierre del censo, un 19 de Julio de 1751, estaban censados en El Espinar 412 vecinos (entre ellos 5 nobles, 56 viudas, número alto de inclusas, 3 venteros, 14 molineros...) una iglesia parroquial, dos conventos, catorce iglesias y ermitas, cuatro esquileos, cinco caseríos, treinta y cinco palacios o casas solariegas, 327 casas todas bajas y habitables, 144 pajares, diecisiete molinos, de los cuales catorce molían y tres estaban sin uso.


Molino de la Villa - El Espinar

De los catorce molinos que estaban en uso:
Uno que molía con dos ruedas, llamado “de la Guapa” (1), perteneciente al Conde de Alcolea, Marqués de San Felices y que distaba tres cuartos de legua de la villa.

Molino de la Villa - El Espinar

Había dos de una rueda, distantes entre si cuarto y medio de legua. Uno llamado Manzano (2) y el otro Pelagallos (3), pertenecientes al Conde de Alcolea.


Molino de la Villa - El Espinar

Molino de la Garganta (4), a una legua de la villa y Molino del Puente de Segovia (5), ambos propios de la villa de El Espinar.
Molino del Bosque (6) y el del Tejo (7), propiedad de Dña. Antonia, Marquesa del Prado.

Molino de la Villa - El Espinar

Molino del Sauquillo (8), de dos ruedas,  a cinco cuartos de legua, propiedad del Marqués de Villa García.
Molino de Arriba (9) y Molino de Abajo (10), propiedad de la Obra Pía que fundó Angelina Bernardos.

Molino de la Villa - El Espinar

Otros tres molinos, pertenecientes a la Obra Pía fundada por D. Gabriel,  Marqués del Prado.
Molino de  las Tres Ruedas (11)
Molino del Prado (12)

Molino de la Villa - El Espinar

Molino del Vado (13) (en el Arroyo Merdero), actualmente canalizado a su paso por la población.
Molino del Arroyo de los Bollos (14) muy cerca de la entrada a La Panera.


Molino de la Villa - El Espinar

En esta ocasión me referiré al Molino del Puente,  (Molino de la Villa), situado en la carretera SG-5171  que une El Espinar con la N-603.
Este molino se asienta sobre edificio rectangular al que se le adosa otro de mayores proporciones, que es la vivienda.

Molino de la Villa - El Espinar

Tiene dos cárcavos de arco de medio punto realizados sobre sillares de granito
El Molino de la Villa fue cerrado a su uso entre los años 1970 y 1980, cuando ya no era posible ni que los medios actuales de transporte (antes eran carros) pudieran entrar bajo sus puertas.

Molino de la Villa - El Espinar

No nos queda muy claro si hablamos de dos molinos diferentes o de uno solo, pues el que trato en este reportaje se encuentra junto a puente sobre el Río Moros y es conocido por la mayoría de los consultados como “Molino del Puente”, pero mi entrevistado, Francisco de Benito, que junto con su esposa Piluca Sassot residen desde hace muchos años en esta edificación, incluso parece molestarse al tenerme que insistir en que el nombre correcto es el de Molino de la Villa.


Molino de la Villa - El Espinar

Me cuenta el amigo Paco, que su mujer era de buena y bien posicionada familia de Madrid y que incluso finalizó carrera universitaria, pero que prefirió trasladarse al lugar actual por estar con él. Que en los tiempos alegres de la burbuja inmobiliaria tuvieron ofertas millonarias por la finca, pero que se resistieron a vender y  que ambos desean pasar lo que les quede de vida bajo sus muros.
Los muros que, vistos desde el exterior, parecen ser los únicos que sostienen en pié el molino. 

Molino de la Villa - El Espinar

Buena parte de los datos aquí reseñados han sido obtenidos mediante la lectura directa de documentos digitalizados en el Portal de Archivos Españoles, Catastro de la Ensenada. Pido disculpas por los errores que hay podido cometer.
Os recuerdo que pinchando en las fotos podéis verlas a mayor tamaño.

Molino de la Villa - El Espinar
El autor con Francisco de Benito

Protected by Copyscape DMCA Takedown Notice Search Tool

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por dejar vuestro mensaje.
Son importantes para mí.
Un abrazo
Alfonso